Taller de Independencia | Feliciano, de Cantabria
390
page-template-default,page,page-id-390,page-child,parent-pageid-484,qode-quick-links-1.0,tribe-no-js,tribe-bar-is-disabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Feliciano, de Cantabria

VIDA INDEPENDIENTE

Hola, me llamo Feliciano Diestro, tengo una paraplejia a nivel D-4 por accidente hace más de treinta años y, este año cumplo sesenta de edad. Cómo usuario de silla de ruedas manual, me planteaba hasta cuándo podría seguir con este tipo de silla con un mínimo de soltura. Así que cuando vi el anuncio de taller de independencia y, para curarme en salud, me puse en contacto con Bruno y, le expuse mi caso, que en general es el deseo de ir supliendo con técnica la pérdida de fuerza que se da con la edad. Después de ver lo que es capaz de hacer con una tetraplejia lesión C-6 y, otros con lesiones parecidas que han pasado por su taller, todo trabajando el lado técnico. Superando en muchos casos, con constancia y maña, lo que un parapléjico normal hace apoyándose más en la fuerza.

Me propuso ir unas semanas por Valencia, donde tiene un piso compartido para los que lo deseen. Y el resultado después de la estancia de tres semanas, es que veo abierta la nueva vía que buscaba, de asesoramiento especializado para alargar los años de uso de la silla manual, corrigiendo defectos, aprendiendo nuevas formas etc. Todo esto y más, Bruno, Juan, fisioterapeuta y, Ania, nutricionista, te pueden dar toda clase de información sobre uso de silla de ruedas, nutrición… y, más sobre todo tipo de necesidades indirectas que acompañan el uso de silla, que ellos conocen bien por experiencia en este mundillo en el que nos movemos.

Su trato es un lujo por su sencillez y, sus tarifas baratas, hacen este trabajo porque deben hacerlo y les gusta, dicen y, es muy raro, pero asombrosamente no he percibido nada que lo desmienta. Si vais no esperéis todo de color de rosa ni grandes instalaciones, hay momentos de miedo, duda, en las propias posibilidades y, cuesta trabajo vencerlo, paradójicamente ellos son los que no dudan en tus posibilidades y, al final suelen acertar, ante tu incredulidad.

Es un proyecto que debemos apoyar, no hay nada igual en España y, si no puede seguir por falta de recursos, que tienen muy pocos y les está costando conseguirlos, además de ataques y presiones, no habrá nadie que lo intente en mucho tiempo. En mi particular experiencia lo recomiendo a todos y, por mi caso en especial a los que la madurez física empieza a hacer mella en su independencia. No dudéis en poneros en contacto con ellos, para ir, para enteraros bien de lo que es, para ayudar.

Un cordial saludo.