Taller de Independencia | Beatriu, de Valencia
14922
page-template-default,page,page-id-14922,page-child,parent-pageid-484,qode-quick-links-1.0,tribe-no-js,tribe-bar-is-disabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Beatriu, de Valencia

TALLER DE INDEPENDENCIA

Cuando salimos del hospital con nuestra silla de ruedas, nos tenemos que enfrentar a la vida real, a los obstáculos que encontramos en la calle, a manejarnos en casa, y sobretodo a ser más autónomos. Muchos de nosostros nos sentimos inseguros porque nadie nos ha enseñado a hacer el caballito, a bajar o subir rampas y bordillos. Son cosas que algunos van aprendiendo sobre la marcha, pero otros, como en mi caso, por miedo o por inseguridad nunca nos atrevemos a hacer y vamos esquivando como podemos estos obstáculos. Después de diez años en silla, este tema era una espinita que tenía clavada, ves como otros compañeros en silla se defienden y bajan bordillos y rampas y tú no sabes cómo hacerlo. Es entonces cuando un día a través del Facebook conocí el “Taller de Independencia” y vi como enseñaban a gente en silla a manejarse mejor en su vida diaria, en las tareas de casa, transferencias, por la calle, en definitiva a ser más independientes. Creí que era justo lo que necesitaba y entonces contacté con Bruno y Juan y empezamos el taller. Mi principal interés era ser capaz de superar las barreras que encontarmos por la calle, sobretodo los bordillos o rampas pronunciadas. Poco a poco fueron explicándome la técnica del caballito, y empezamos a practicar en plena calle. Gracias a su paciencia y buena metodología, ves como cada día vas avanzando y superando tus inseguridades. Por fin he conseguido mi objetivo de bajar y subir bordillos y rampas, subir del suelo a la silla, etc… haces cosas que pensaba que nunca haría y eso mentalmente te da más confianza, más autonomia y més seguridad en ti misma. Sólo me faltaba este pequeño empujón, y gracias al Taller voy superando obstáculos.
Es grato ver como día a día más gente se va sumando a este proyecto. ¡Enhorabuena a Juan, Bruno y Ania por esta brillante idea!
Si te has encontrado en una situación parecida, te recomiendo que contactes con Taller de Independencia, seguro que alcanzarás tus objetivos porque “querer es poder”.

Beatriu Espuig